Seguidores y Amigos

miércoles, 7 de enero de 2015

Haya tronco curvado



Marzo 2007:

Diciembre 2007:

Marzo 2008:

Se acodó en abril de 2008. Foto de septiembre de 2008:

Marzo de 2009, se le injertó una rama (cinta blanca cerca del ápice):

Marzo de 2010:

Diciembre de 2011:

Otoñando, foto de noviembre de 2012, todavía con mucho trabajo por delante pero ya se empieza a vislumbrar el futuro bonsai:

Julio de 2013:
actualizo esta evolución con una foto de julio de 2013. Este año la transplanté otra vez. El motivo de hacerlo fue que el año pasado, al separar el acodo  tuve que cortar el tronco más abajo de donde me habría gustado, ya que no  tenía muchas raíces por la zona acodada. Este año, le he cortado el trozo de tronco que dejé sin cortar el año pasado, para así ir creando poco a poco un nebari plano.
Creo que este haya ya apunta maneras. Además siempre ha tenido la hoja muy pequeña, por lo que se le augura un buen futuro.




Mayo 2014:

Diciembre 2014:

Diciembre 2015:

7 comentarios:

  1. Hola,menudo cambio le as dado con el acodo,no parece casi la misma,me gusta mucho.
    Buen trabajo.

    Saludos,jose.

    ResponderEliminar
  2. La has estado llevando muy bien hasta ahora. El acodo ha sido no un acierto, sinó una obligación. Con él el árbol ha mejorado. Es cierto que queda trabajo por delante pero las bases del futuro bonsía ya están bien definidas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Buena evolución en estos años y los trabajos que has realizado totalmente acertados. El haya va muy bien encaminada, desde un árbol sin mucho futuro has conseguido tener un proyecto más que consolidado.
    Enhorabuena y gracias por compartir con nosotros estas fantásticas evoluciones.
    Un saludo. César.

    ResponderEliminar
  4. Buen camino lleva ese haya. ¿Podrías decirme que tipo de injerto has usado en el ápice? No acierto a verlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola José, Juan, Buxán y Púnica:
    gracias por visitar el blog y dejar vuestros comentarios.

    Punica bonsai: el injerto que hago en las hayas es el de aproximación usando un plantón o bien una rama del propio árbol. En la foto de marzo de 2009 se ve que hay una cinta aislante rodeando al tronco cerca del ápice, dado que es de color blanco no se aprecia fácilmente, ya que se camufla bastante bien con el color de la corteza del haya. Esa es la cinta que usé para sujetar la rama a injertar.
    Las hayas son muy fáciles de injertar. Es difícil que un injerto no agarre en un haya. Hace muchos años escribí un artículo sobre injertos en hayas en Bonsai Global. El enlace está aquí:
    http://www.bonsaiglobal.com/viewtopic.php?f=15&t=189

    Si vas al enlace, se describe la forma de hacer injertos de aproximación en hayas. Si tienes alguna duda, me comentas. Por cierto, el plantón que usé para ese artículo de BonsaiGlobal, ahora forma parte del bosque de hayas que os enseñé en este blog. Con el índice podeis acceder fácilmente a la entrada del bosque de hayas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carlos, me encanta la ramificación tan bien situada y equilibrada a lo largo del tronco.
    Lo que me gusta menos es la poca conicidad del tronco, sobre todo en su tramo medio.
    Pero como bien sabemos, es muy difícil tenerlo todo en un mismo árbol.De todas formas el trabajo y la evolución son excelentes, ya me gustaría a mi...
    Por otro lado al ver el enlace de tu bosque, ya conocido por este blog, tengo que declararme fan incondicional.Los hayedos son algo muy nuestro, y tu bosque logra transmitir mucho.
    Enhorabuena Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel, muchas gracias por tus comentarios y ánimos.
      Coincido contigo que el mayor defecto de esta haya es la falta de conicidad de la mitad superior, pero no veo forma de solucionarlo.
      Estuve planteándome cortarla y reducir su altura 1/3, pero no tiene ramas bien situadas con las que rehacer el àpice, y además con un corte así, le quedaría una cicatriz que sería muy difícil de solucionar, máxime teniendo en cuenta lo mal que cicatrizan las hayas. Así que de momento se queda así. Al fin y al cabo ¿hay algún bonsai que no tenga defectos?.
      Personalmente, me encantan las hayas y si te digo la verdad, cada vez me decanto más por las especies autóctonas ya que son las que menos problemas te dan. Con especies alóctonas tienes que darles más cuidados: que si el frío en invierno, que si cogen hongos enseguida, etc.
      Las hayas con el clima de Vitoria van estupendas.
      Un abrazo.

      Eliminar