Seguidores y Amigos

domingo, 16 de noviembre de 2014

Junípero phoenica

Las primeras fotos que tengo son del año 2007. Las fotos son bastante malas pero no tengo otras, lo siento:



Mayo de 2008:


Febrero de 2009:

En abril de 2010 lo transplanté y aproveché para colocarle una piedra en la base:


En octubre de 2010 participó en la Exposición de Otoño de la Asociación Alavesa de Bonsai:

En julio de 2011 participó en una exposición celebrada en Ondarribia, gracias a la invitación de Irún Bonsai:


Octubre de 2012:
  


Es increible la cantidad de flores que saca en invierno, se pone totalmente amarillo. Foto de febrero de 2013:

 Foto de marzo de 2013:

octubre de 2013:

Noviembre de 2014:

10 comentarios:

  1. Esta bonita la phoenicea. Buena evolución.
    Me a parecido un acierto la colocación de la piedra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Como a Cyd a mi también me ha parecido un acierto la colocación de la piedra. Nó sólo porque tapa el antiestético hueco que quedaba, sinó también porque le da unidad al árbol. Cuando no la tenía daba la sensación de que la parte viva y la madera muerta eran dos elementos diferentes, no existía cohesión entre ellos. De todos modos creo que todavía puedes trabajar un poquito más en que no quede absolutamente ningún resquicio de la antigua hoquedad, en alguna zona todavía se puede ver algún pequño haz de luz.

    La verdad es que la phoenicia no es una de mis especies favoritas, ese aire luminoso y su mayor dificultad para compactar que otros juníperos me tira un poco para atrás, pero no obstante admiro a los que luchais con esta especie autóctona.

    Un abrazo desde la otra esquina de la Cornisa Cantábrica

    ResponderEliminar
  3. Como a los compañeros la colocación de la piedra en el hueco me parece una idea de 10, le otorga otra categoría superior al árbol. Para ser una phoenicia has conseguido ya una compactación aceptable, con lo que cada año que pase seguirá aumentando su calidad, ya de por sí alta.
    Realmente has conseguido una evolución muy buena.
    Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cyd, Juan y Buxán: como siempre es un placer veros por aquí y que aporteis al blog con vuestros comentarios.
    La idea de la piedra me la sugirio un amigo (Kaneko), quien también me ayudó a diseñar esta phoenicia.
    Como dice Juan, la piedra no llega a tapar toda la oquedad, pero encontrar una piedra que encaje perfectamente es casi imposible. Habría que encontrar una piedra adecuada y trabajarla con un cincel con mucha precisión.
    Sobre la piedra que tiene, podría intentar pegarle con pegamento epoxialgunos cachitos de otra piedra de la misma textura. No sé, a ver si tengo suerte y encuentro una piedra del mismo tipo y puedo pegarle algún trocito para tapar todo el hueco, sin que quede muy artificial.
    Sobre la compactación de las pohenicias, pues si que es cierto que no tienen el follaje espeso de los juníperos chinensis o de las sabinas rastreras, pero por mi zona es lo que tengo. ¡Ojalá tuviera por mi zona juníperos chinensis como los de Hokaido!, ja, ja, ja.
    De todas formas, creo que no hay que obsesionarse en compactar las pohenicas como los juníperos chinensis que se ven en las revistas. Sencillamente son especies distintas y por tanto, adoptan formas distintas.
    Con la pohenicia de esta entrada por querer aplicarle el pinzado que se les hace a los juníperos chinensis y se explica en las revistas, a veces me he pasado demasiado al pinzarla, y el resultado ha sido que en vez de ganar volumen, ha perdido en espesura. Pero poco a poco les voy cogiendo el tranquillo a las pohenicias, y creo que se pueden lograr con ellas buenos resultados, sobre todo si no nos obsesionamos con su densidad, y respetamos las caracteristicas de la especie.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muy buena evolución, me gusta el resultado y como los compañeros, me gusta el "invento" de la piedra.

    A seguir pinzando y seguro que terminará siendo un árbol muy interesante.

    Un saludo.

    PD: puede parecer un comentario estúpido, pero me gusta muchísimo esta maceta y le queda de 10 al árbol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marc. Tu comentario no es nada estúpido, de hecho, si te fijas en el transplante que le acabo de hacer le he puesto la misma maceta, síntoma de que yo también creo que la maceta le sienta muy bien. Eso sí, creo que debería limpiarla un poco, ja, ja, ja.
      Veo que poco a poco te estás haciendo uno de los habituales del blog. Te agrego a mi lista de blogs amigos.

      Eliminar
  6. Una evolución fantástica, con un diseño perfecto. El trabajo concienzudo de la madera y la colocación de la piedra has conseguido un árbol superior. Felicidades
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No conozco la especie, pero me parece que lo llevas bastante bien.Como a Marc, a mi me gusta mucho el conjunto que hace con la maceta.
    Gracias por mostrar su evolución.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Daniel por seguir el blog.
      Un abrazo.

      Eliminar